ALTILLO ESTRUCTURAL

Los altillos estructurales PROCESA, construidos a partir de vigas apernadas a pilares, son la forma más fácil de multiplicar en altura la superficie en planta, convirtiendo su inversión en un auténtico activo para su negocio, rentabilizando sus instalaciones y consiguiendo mayores beneficios. Con un mínimo de elementos constructivos, se habilita un piso más de amplias luces, conectados entre sí mediante escaleras de acceso y protegidos perimetralmente por barandas de seguridad.

Su utilidad puede ser muy diversa: colocar en ella otros tipos de estanterías para aumentar la capacidad de almacenaje, ordenar materiales irregulares o no fáciles de almacenar en estanterías, productos a granel o en contenedores o instalar oficinas, etc.

Su diseño permite hacer modificaciones en la estructura, tamaño o emplazamiento, adaptándose a la dimensión de la empresa o a sus necesidades. Es un producto que proporciona un montaje dinámico, económico y sencillo y posibilita su posterior traslado y la reutilización de todos sus componentes.

Procesa dispone de diferentes sistemas constructivos en función de la carga y de las distancias entre pilares, así como también la carga que debe resistir el altillo.


Contacto